Blog RCJF - Nicaragua
Autor: María Félix Estrada Alonzo - Iniet

El pasado 27 de agosto de 2015 tuvo lugar en la ciudad de Guatemala, el encuentro internacional Tendencias en la Construcción de una Política Fiscal para el Desarrollo, coincidiendo con la celebración del décimo aniversario del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI).

Este evento generó un espacio de reflexión en medio del hito Guatemalteco. Un país sediento de democracia y cansado de la desfachatez con que sus gobernantes defraudaron al fisco, alzó la voz para exigir el respeto al Estado de Derecho y detener la impunidad. ¡Guatemala está dando cátedra al mundo!

Particularmente, una de las plenarias llamó mi atención por abordar la relación entre el desarrollo democrático y la tributación, situación que comentaremos desde dos vertientes a saber:

  • Cambios tributarios a nivel global. A pesar que muy pocos países latinoamericanos son miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), las propuestas que surgen desde esta entidad tarde o temprano impactan en las reformas de los marcos jurídicos de todos los países a nivel mundial.   

    En el seno de esta organización ha nacido el Plan de Acciones contra la Erosión de las Bases Imponibles y el Traslado de Beneficios (BEPS, por sus siglas en inglés), cuyo informe actualizado se publicará en 2016. Este documento retoma la preocupación mundial sobre la utilización de mecanismos de planificación agresiva, tales como: manipulación de precios de transferencia, capitalización delgada o débil (manipulación de intereses con cargo a gastos deducibles), elección de paraísos fiscales o territorios de baja tributación, aplicación de instrumentos o entidades híbridas, entre otros; a fin de contrarrestar estas acciones que lesionan las finanzas públicas de diversos países.

    No obstante, para que BEPS tenga una repercusión tangible, los Estados deben asumir un compromiso responsable con la justicia fiscal, por cuanto estamos en presencia de recomendaciones que mientras un Estado no los incluya en su ordenamiento jurídico, quedan simplemente en intenciones. Por otro lado, BEPS podría repercutir en los comentarios del Modelo de Convenio de la OCDE, pero únicamente estarían afectos a aplicar estos nuevos lineamientos aquellos países que hayan firmado Convenios para Evitar la Doble Imposición con interpretación dinámica.

    Un factor clave, es que se olvida la inclusión de una agenda latinoamericana en estos lineamientos globales de la OCDE. No podemos olvidar, que algunas jurisdicciones de Latinoamérica aún poseen sistemas territoriales, son paraísos fiscales, tienen problemas de institucionalidad, o peor aún, otorgan incentivos fiscales que realmente se tratan de exoneraciones totales e indeterminadas, con una lógica de aplicación muy diferente al resto del mundo.

    En tal sentido, aunque Latinoamérica no puede perder de vista los movimientos internacionales en materia de transparencia y fiscalidad internacional, debe lograr poner sobre la mesa sus propias necesidades atendiendo a la coyuntura regional, en forma tal que se garantice la implementación de políticas tributarias eficaces que castiguen la evasión fiscal y permitan invertir más en gasto social.
  • Desafíos de las administraciones tributarias. En el marco de un sistema tributario que consolide el desarrollo democrático de un país, debe estar presente como una prioridad el cuidado de la Administración Tributaria. No obstante, debemos reconocer que en nuestros países algunas administraciones tributarias están atadas de manos y su ejercicio constituye un reto para dar testimonio de la institucionalidad que debe profesar todo Estado democrático.

    El respeto y cumplimiento de las normas jurídicas acompañado de la eficiencia en la administración de los impuestos, sin duda lograría impulsar la economía de cualquier país. En la mayoría de los casos, es más atractivo para un inversionista la seguridad jurídica y rapidez para hacer trámites institucionales, que una exoneración fiscal, a pesar de que siempre los intereses creados nos han hecho pensar lo contrario.Una administración tributaria exitosa requiere: formación de su capital humano, inversión en activos, y estrategias de organización para lograr una mejor recaudación y fiscalización de los impuestos.

    Por otro lado, las reformas tributarias que implementan las administraciones tributarias deben hacer a un lado las pretensiones de los grupos económicos poderosos, y cumplir con verdaderos principios que garanticen un futuro mejor para las próximas generaciones. Además, cada país debe fortalecer sus administraciones tributarias a fin de crear confianza en el contribuyente para que realice el pago de sus impuestos.

    No podemos olvidar que la administración tributaria es el brazo ejecutor de la política fiscal, y a la vez la institución más cercana al contribuyente (sea gran empresario, pequeña empresa, agricultor o simplemente un trabajador asalariado); es por ello que su mayor desafío es actuar conforme a derecho y no atendiendo a intereses particulares o políticos.

    Que honroso será el día que enseñemos con orgullo a nuestros hijos la importancia de pagar impuestos, porque no puede existir desarrollo sin tributación, ni tributación sin democracia.

En definitiva, y retomando las palabras de Thomas Paine: “Hay dos clases distintas de personas en la nación, aquellos que pagan impuestos y aquellos que reciben y viven de los impuestos”. ¡Escojamos estar del lado correcto!

http://www.iniet.org/novedades/16-anuncios/37-no-puede-existir-desarrollo-sin-tributacion-ni-tributacion-sin-democracia

Joomla Templates - by Joomlage.com